Aug
30
Creación de un Ministerio de la Inmigración en Francia

El gobierno que acaba de instalarse en Francia ha creado un nuevo Ministerio de la Inmigración. Puede esclarecernos un poco más sobre el rol de este Ministerio? Modesto P.

El nuevo Ministerio de la inmigración, de la integración, de la identidad nacional y del co-desatrrollo, está encabezado por Brice HORTEFEUX, conocido como el más íntimo "porte-flingue" del nuevo Presidente de la República.

La misión, las funciones, los objetivos y la organización exacta de este ministerio no están todavía totalmente definidos a la hora que escribimos estas líneas (mayo del 2007).

De lo que no cabe duda es que este gran portafolio ministerial será el gran organizador de la política de "inmigración elegida" predicada por el nuevo Presidente de la República Nicolas SARKOZY y promovida por la ley del 24 de julio del 2006 que lleva su nombre.

Uno de los objetivos indicados es entonces, controlar la inmigración fijando los límites máximos anuales de entrada en Francia por categoría (inmigración económica, asilo, reagrupación familiar, ...) y hacer del aprendizaje del francés una prioridad.

Único en su género en Europa continental, este Ministerio "4 en 1" es en realidad un Súper-Ministerio que se encargará, a la evidencia y como su nombre lo indica, de todo o de casi todo lo que tenga que ver con la inmigración en Francia.

Así se prevé que el nuevo Ministerio se ocupe de todo lo que se refiere al asilo, que actualmente está a cargo de la OFPRA, que depende a su vez del Ministerio de Asuntos Exteriores (conocido igualmente como "Quai d'Orsay") quien del mismo modo administra la política de otorgamiento de visas.

En lo que toca a la acogida de los extranjeros y a la nacionalidad, estos rubros están actualmente a cargo de la Dirección de las Poblaciones y de las Migraciones (DPN) bajo tutela del Ministerio de la Cohesión Social y esta Dirección podría de la mima forma ser transportada al nuevo Ministerio.

Respecto a los títulos de residencia en Francia, ellos están actualmente a cargo de las Prefecturas y dependen de la Dirección de las Libertades Públicas y de los Asuntos Jurídicos (DLPAJ) del Ministerio del Interior quien dirige también la famosa Policía del Aire y de las Fronteras (PAF). Estas Administraciones podrían asimismo ser transferidas al nuevo Ministerio.

En cuanto a los matrimonios entre un(a) extranjero(a) y un(a) frances(a), estos asuntos dependen por el momento del Ministerio de la Justicia y podrían también ser traspasados a la competencia del nuevo Ministerio.

Brice HORTEFEUX deberá, en un primer comienzo, presumiblemente apoyarse en el Comité Interministerial de Control de la Inmigración (CICI) creado en el 2005 por el ex Primer Ministro Dominique de VILLEPIN para reunir todos los servicios afectados por la política francesa en materia de Inmigración.

Hay que recordar, por otro lado, que 8 universitarios miembros de la Ciudad Nacional de la Historia de la Inmigración (CNIH) creada por el ex Presidente Jacques CHIRAC y que debe abrir sus puertas en el 2007, han renunciado el viernes 18 de mayo último a esta institución para mostrar su oposición a la instauración "inaceptable" de este Ministerio que según el texto de renuncia "se inscribe en la trama de un discurso estigmatizando la inmigración y en la tradición de un nacionalismo fundado sobre la desconfianza y la hostilidad a los extranjeros en los momentos de crisis".

Así, el historiador Patrick WEIL, especialista en cuestiones de Inmigración y uno de los que han firmado el texto de renuncia que mencionamos líneas arriba, ha afirmado que la creación de este Ministerio "es una vergüenza". El ha añadido que "no hay nada de moderno y al contrario que hay algo que asusta en la creación de esta administración. Asociar 'identidad nacional' e 'inmigración' significa que Francia y los franceses tienen un problema con la cuestión misma de la inmigración. Mi rol es de explicar que esta confusión es una regresión histórica. No hay que esquematizar y hacer de la inmigración un 'problema'. No hay ninguna razón para asociar la naturalización al control de las fronteras en un mismo Ministerio".

Simone VEIL, "maître d'oeuvre" de la ley sobre el Aborto que lleva su nombre y que apoya abiertamente al nuevo Presidente había ya manifestado por su parte, en cuanto al proyecto de creación de este Ministerio, como algo "más grave que una imprudencia".

A nuestro parecer, finalmente, no hay que olvidar el artículo 14 de la Convención Europea de los Derechos del Hombre (CEDH) que manifiesta que está prohibida toda discriminación fundada, entre otras razones, sobre la nacionalidad de las personas. La creación de este Ministerio representa, en consecuencia, un cóctel peligroso que corre el riesgo de poseer en él los gérmenes de una división nacional sobre los temas tan controvertidos y sensibles de la Inmigración y de la Identidad Nacional. Ojalá nos equivoquemos. "So, let's wait and see".

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66

Ajouter un commentaire

Image CAPTCHA