Jan
07
El “show” Leonarda o “la increíble y triste historia de la cándida Leonarda y de su padre desalmado”

Cómo dejar de comentar el caso de Leonarda Dibrani, la adolescente de origen kosovar, cuando este asunto ha dado la vuelta al mundo. En América latina, donde me encuentro al momento de escribir estas líneas, esta cuestión ha dado también, aunque parezca mentira, mucho que hablar aunque ─evidentemente─ sin la efervescencia social ni la tempestad política que causó en Francia.

Para iniciar nuestro artículo, plantemos los hitos y delimitemos el debate desde un punto de vista jurídico:

En efecto, para comenzar es necesario saber que los menores de edad en Francia no están obligados a poseer un documento de identidad especial (contrariamente a los mayores de edad) para justificar su residencia legal en el país. Era el caso de Leonarda Dibrani que estaba escolarizada desde hacía 3 años en el hexágono.

Es necesario saber también que las expulsiones y las deportaciones se hacen “nominativamente” contra los adultos y que los menores están protegidos contra este tipo de medidas de alejamiento forzado del territorio.

El caso que comentamos es entonces una torpeza o un exceso de celo de parte de las autoridades en contra de la joven kosovar. Efectivamente, la interpelación de la menor efectuada a bordo de un bus escolar es grave no solo por lo inopinado de la medida sino también porque el hecho es chocante e injusto en sí.

De otro lado, el exceso de mediatización sobre el caso ─debido probablemente a las justas protestas estudiantiles, para los que resultaba odioso lo ocurrido─ hizo que inclusive intervenga con un teledifundido mensaje a la nación, a nuestro juicio, inapropiado, el Presidente François Hollande, hecho inédito por un caso de esta naturaleza en la historia del país galo.

Efectivamente, más allá del aspecto jurídico que venimos de ver, todo el show mediático con este “affaire” fue desmesurado y hasta abusivamente exagerado. A nuestro parecer, como decíamos, la intervención del jefe de Estado no se justificó pues el poder de policía no lo competía directamente y que el mismo era una de las prerrogativas prefectorales que tiene sus propios cánones y que podía, dentro de los plazos establecidos por la ley, ser contestado legítimamente ante el Tribunal Administrativo correspondiente. La prueba es que la abogada de la familia Dibrani ha interpuesto un recurso ante el Tribunal Administrativo de Besançon contra la OQTF (Obligación de Abandonar el Territorio Francés, por sus siglas en francés) pronunciada frente a ellos por la Prefectura de Doubs,. Así, una Audiencia ha sido ya programada por este órgano judicial para el martes 7 de enero de 2014.

En otras palabras, una decisión prefectoral es autónoma y está sujeta a contestación ante el Tribunal Administrativo competente para examinar la anulación de la medida administrativa. Esto no quita en nada, por supuesto, el hecho abusivo e injustificado del método utilizado y que nos choca realmente.

Ahora bien, pretender que ella regrese sola y sin su familia a Francia es un presidencial desliz pues es evidente que la razón de su partida fue una suerte de resultante de lo que en derecho de la nacionalidad se llama el “efecto colectivo” para los menores que aún dependen de sus padres como era el caso en la familia que comentamos.

Pero, aparte del abuso (confesado sin ambigüedades por Resat Dibrani, el padre de Leonarda) a la generosidad de acogida de la República francesa mediante el mecanismo del derecho de Asilo, este asunto nos demuestra las fallas del sistema y ha servido para un replanteamiento de este dispositivo en Francia.

Así, el ministro del Interior, Manuel Valls, ha manifestado el 23 de octubre último que desea reformar en profundidad las demandas de Asilo en Francia especialmente en lo que se refiere a la reducción de los plazos de tratamiento de los expedientes de los demandadores de Asilo. El ministro desea de esta forma dividir por 2 el tiempo necesario al examen de dichas demandas con el objetivo de pasar de 16 meses en promedio actualmente a 6 o 9 meses dentro de poco.

Otra consecuencia de este “affaire” es también el hecho que hoy el UMP (ahora en la oposición) desee limitar el acceso a la nacionalidad francesa a los hijos de los sin papeles y anuncie la presentación durante el presente mes de diciembre de un proposición de ley en ese sentido. Asimismo quieren pedir el desmantelamiento de la A.M.E. (Ayuda Médica de Estado), medida médico-social en favor de los extranjeros sin papeles y para cuya obtención los beneficiarios están sujetos a algunas condiciones de recursos y de residencia en Francia.

Por otro lado, la sobre exposición mediática del caso que comentamos, que mezclaba la tele realidad con un programa de variedades televisuales que podía llamarse, parodiando el título de un cuento del genial García Márquez, “la increíble y triste historia de la cándida Leonarda y de su padre desalmado”, de un lado, y la politiquería y demagogia, de otro lado, nos hizo ver que lo más rescatable de este asunto fue la movilización ciudadana (estudiantil, en particular) y que nos demostró que en la patria de los derechos humanos se está siempre atento a protestar por cualquier hecho que vulnere los derechos individuales. A ese propósito, desde aquí aprovechamos para rendir homenaje al noble rol que despliega la asociación RESF (Red Educación Sin Fronteras) que, desde el año 2004, actúa justamente para hacer frente a los abusos en contra de los menores extranjeros escolarizados en Francia. Del mismo modo, podemos remarcar que este asunto ha dado mucho que hablar y ha sacado a la luz las fallas del sistema, particularmente en lo que concierne el procedimiento del derecho de Asilo, cuestionando el tratamiento de este principio de orden constitucional en Francia.

Para concluir, visto el exceso de celo manifestado y la “falta de discernimiento” evidenciado, una instrucción relativa a la “prohibición de intervención de las fuerzas de policía y de gendarmería en el marco escolar durante el curso de procesos de alejamiento del territorio” ha sido dirigida por el ministro del Interior el 19 de octubre último pasado a todos los Prefectos de los departamentos franceses con el objeto de prohibir en cualquier circunstancia la interpelación de los estudiantes dentro y fuera de los establecimientos escolares. Se consagra entonces la “santuarización” del recinto de la escuela en Francia. Una buena medida, a nuestro juicio, en razón del reconocido principio del “interés superior del menor” en causa dentro de todo asunto familiar.

Maître Angel LA TORRE

Avocat au Barreau de PARIS

www.la-torre.net

El Dr. Ángel LA TORRE, el “abogado de los latinos en Francia”, atiende -previa cita- en su Despacho ubicado en la dirección siguiente: 186 Avenue de Versailles en PARIS (75016), Métro Porte de Saint-Cloud ─ Parc des Princes (línea 9).

Para solicitar una entrevista con el Dr. LA TORRE pueden escribir a: angel@la-torre.net o llamar al teléfono: 01.8283.39.06 y/o, de preferencia, al celular: 06.37.7070.66.

Ajouter un commentaire

Image CAPTCHA