Jul
06
El DERECHO a la CUENTA BANCARIA

Vivo en Francia desde hace unos años y no tengo papeles. ¿Puedo abrir una cuenta bancaria o postal? Juanita C.

Sí.

El “derecho a la cuenta bancaria” ha sido consagrado en Francia por el artículo 137 de la ley del 29 de julio de 1998 (ley de lucha contra las exclusiones), pero su aplicación desde esa fecha había sido parcelaria y excepcional, particularmente, para las extranjeros “sin papeles”. En efecto, ningún texto exigía la regularidad administrativa de los extranjeros, pero muchos bancos demandaban este requisito.

Desde el 16 de marzo de 2005  el derecho a la cuenta bancaria (droit au compte) existe para todos sin restricciones.

En efecto, así lo decidió el Tribunal Administrativo de París, quien en una Ordonnance (Resolución) de esa fecha -que hizo jurisprudencia en el derecho francés- dilucidó esta situación imponiendo a los bancos sólo dos condiciones para abrir una cuenta:

  1. la presentación de un justificativo de domicilio; y

b) la presentación de un justificativo de identidad con fotografía (un pasaporte, por ejemplo).

El Tribunal Administrativo de Paris indicó en su resolución que, yo cito: “la apertura de una cuenta bancaria no está sujeta a una condición de regularidad de la residencia incluso si el demandador es un extranjero no comunitario”.

Como resultado, toda persona física residente en Francia (de manera legal o de manera ilegal) tiene el derecho de abrir una cuenta en el establecimiento bancario o postal de su elección.

En el caso resuelto por el Tribunal Administrativo de París y que está al origen de la resolución mencionada, se trataba de una señora de nacionalidad malgache que había querido abrir una cuenta en La Poste (actualmente, La Banque Postale). Esta persona necesitaba abrir esta cuenta puesto que la CAF (Caisse d’Allocations Familiales), condicionaba el pago de las prestaciones familiares al hecho de ser titular de una cuenta bancaria o postal.

La Poste le negaba abrir una cuenta aduciendo que ella no podía presentar al menos una APS (Autorisation Provisoire de Séjour) emitida por la Prefectura. Apoyada por la Asociación “Femmes de la Terre” la interesada se dirigió a la Banque de France para pedir el “droit au compte” (derecho a la cuenta bancaria) instituida por la ley del 29 de julio de 1998 relativa a la lucha contra las exclusiones, arriba mencionada, y el decreto del 17 de enero de 2001.

La Banque de France tampoco aceptó su demanda invocando a su vez la ausencia de un título de residencia válido de su parte. La Asociación mencionada intervino entonces presentando un procedimiento de référé-suspension (recurso de suspensión de urgencia) ante el Tribunal Administrativo de París. El Juez del recurso de urgencia del Tribunal Administrativo de París dio razón a la solicitante (La señora de Madagascar) decidiendo, en nombre del pueblo francés, de la siguiente manera:

-De una parte, la condición de urgencia se cumple puesto que la ausencia de una cuenta bancaria priva a la interesada de percibir las prestaciones familiares y que ella no dispone de ninguna otra fuente de ingreso; y

-De otra parte, la Banque de France había fundado su negativa en una condición de regularidad de la residencia en Francia de la interesada, que no está prevista por los textos de ley.

La Banque de France no interpuso recurso de apelación contra este fallo y designó, en consecuencia, un establecimiento bancario para que la demandante pudiese percibir las prestaciones familiares.

Hay que recordar que hasta la fecha mencionada, la apertura de una cuenta bancaria o postal por parte de personas extranjeras en situación irregular en Francia era imposible puesto que los bancos exigían,  ilegalmente, la presentación de un título de residencia válido en Francia.

La histórica resolución del 16 de marzo de 2005 impone a los bancos franceses, en consecuencia, a aceptar la apertura de una cuenta bancaria o postal a los extranjeros y que esta apertura no esté subordinada a la regularidad de la residencia en Francia del demandador quien podrá, no sólo abrir una cuenta bancaria, sino también utilizarla mediante las operaciones de depósito y de retiro corrientes a cualquier titular de una cuenta bancaria o postal en este país.

Hay que resaltar asimismo que, desde el año 2008, el « derecho a la cuenta bancaria » está asegurado para toda persona domiciliada en Francia (artículo 312-1 del código monetario y financiero).

Una importante precaución, para los “sin papeles” consiste, finalmente, a dar un “poder” (procuration, en francés) a una persona cercana y de confianza (un familiar, de preferencia) con el objeto de que ésta pueda tener acceso directo a la cuenta en caso de que la persona extranjera indocumentada sea interpelada y mantenida en detención administrativa así que, eventualmente, expulsada del país. Si el extranjero vive en pareja, una cuenta mancomunada es importante para poder demostrar la vida en común, llegado el momento.

 

Maître Angel LA TORRE

Avocat au Barreau de PARIS

 www.twitter.com/abogado_enparis

 

El Dr. Ángel LA TORRE, el “abogado de los latinoamericanos en Francia”, atiende –previa cita– en su Despacho ubicado en la dirección siguiente: 186 Avenue de Versailles ─ PARIS (75016), M° Porte de Saint-Cloud o Exelmans (línea 9).

Para solicitar una cita con el Dr. LA TORRE pueden escribir a: angel@la-torre.net o llamar al teléfono: 01.8283.39.06 y/o, de preferencia, al celular: 06.37.7070.66.

 

 

Ajouter un commentaire

Image CAPTCHA