Aug
29
Período transitorio de aplicación de la OQTF (Obligación de Abandonar el Territorio Francés)

He escuchado que algunos extranjeros pueden hacer reexaminar su situación administrativa en Francia. ¿Puede decirme un poco más al respecto? Margarita P.

Debido a la ausencia de disposiciones transitorias entre la aplicación de la ley respecto a lo que constituía la decisión de Reconducción a la frontera (APRF) y la nueva OQTF (véase, al respecto, nuestro último post fechado con el día de ayer, martes 28 de agosto del 2007), los extranjeros que no pueden actualmente ser alejados del territorio francés deben ver su situación reconsiderada en lo que toca el derecho de residencia en Francia.

En efecto, luego que las disposiciones establecidas por los apartados 3 y 6 del artículo L.511-1 del CESEDA, han sido abrogadas el 28 de diciembre último pasado, ningún Prefecto en Francia no puede pronunciar más las tristemente célebres APRF como consecuencia del rechazo de una demanda de residencia o al momento de la renovación de un permiso de residencia. A partir de esa fecha sólo le es posible pronunciar dicho rechazo combinado de una OQTF.

Un vacío jurídico se presentó en consecuencia en este pasaje de la APRF a la OQTF en lo que se refiere a las decisiones de rechazo que cualquier Prefecto había pronunciado antes del 29 de diciembre del 2006 y sobre las cuales una OQTF no podía ser todavía adjuntada y para las cuales la aplicación de la APRF había desaparecido.

Para remediar esta situación, una circular del 22 de diciembre del 2006 preveía que los extranjeros que habían sido objeto de un rechazo de permiso de residencia y que habían sido notificados antes del 1° de enero del 2007 habían "objetivamente reunido, del hecho de su permanencia en Francia, la situación de la irregularidad de la residencia" y podían "en caso de interpelación, ser objeto, a partir de ese fundamento, de una APRF".

La aplicación de esta circular, sin embargo, a partir de mediados de enero del 2007 no prosperó puesto que algunos tribunales administrativos no admitieron esta situación y estimaron que el Prefecto cometía un error de derecho pues este último fundaba sus APRF sobre las disposiciones abrogadas del CESEDA y que por consecuencia la medida de alejamiento no tenia ninguna base legal válida.

Es a partir de entonces que el Gisti junto a dos otras asociaciones (la Asociación de defensa de los derechos de los extranjeros y la Liga de los derechos del hombre) hicieron suspender parcialmente esta circular, acudiendo mediante un proceso en urgencia ante el Consejo de Estado quien, el 15 de febrero del 2007, declaró que en lo que concierne el tratamiento de los rechazos de residencia pronunciados antes del 1° de enero del 2007, los extranjeros afectados no se encuentran de ese solo hecho, ni en la situación del extranjero entrado irregularmente al territorio francés ni tampoco en el caso del extranjero que ha entrado en Francia sin visa o, si esta dispensado de visa, que se ha mantenido en el territorio mas allá de tres meses sin demandar un titulo de residencia.

Así pues hay que resaltar que el Consejo de Estado decidió que, en la ausencia de disposiciones transitorias previstas por la ley y el decreto en Consejo de Estado que fue tomado para su aplicación, la circular no podía, sin infringir la legalidad, organizar el período transitorio. La aplicación de esta circular debía ser en consecuencia suspendida.

Ahora bien, tomando en consideración la decisión de justicia del Consejo de Estado que venimos de comentar, una nueva circular del 16 de febrero del 2007 ha abrogado pues entonces el punto 1 de la circular suspendida por el juez administrativo y ha precisado además que el solo hecho que un extranjero se haya visto rechazar o retirar un permiso de residencia y de haber sido invitado a abandonar el territorio francés antes del 1° enero del 2007, no es suficiente para hacerle entrar en el campo de aplicación del artículo L.511-1, II, 1° ó 2° del CESEDA.

En virtud de esta nueva circular y en el caso de que un extranjero no se encuentre dentro de una de las hipótesis previstas por los apartados 1° ó 2° precitados y que no puede ser objeto de una APRF, el Prefecto debe proceder a una reconsideración de su situación en lo que concierne el derecho a la residencia y tomar, si el extranjero no satisface a las condiciones requeridas, una nueva decisión de rechazo de admisión a la residencia susceptible de ser acompañada de una OQTF, en aplicación del articulo L.511-1, I del CESEDA.

Finalmente y por otro lado hay que señalar análogamente que, mediante una decisión de principio, el 6 de febrero del 2007 último, la Corte de Casación ha claramente condenado, por la primera vez, la interpelación de un extranjero sin papeles en la ventanilla de una Prefectura.

La Corte ha calificado esta práctica de "tramposa" para con el extranjero en situación irregular que recibe una convocación por motivo de una reconsideración de su situación en vista, en realidad, de interpelarlo.

La Alta Jurisdicción ha juzgado asimismo este hecho de "práctica desleal" y contraria al artículo 5, apartado 1, de la Convención Europea de Derechos del Hombre (CEDH).

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66

Ajouter un commentaire

Image CAPTCHA