Oct
24
*Shame and Scandal in Hollywood

*Vergüenza y Escándalo en Hollywood.

La Meca del cinema mundial está actualmente en la mira del mundo, no por un nuevo film (del mismo título), sino por un sórdido escándalo que hará dentro de poco, sin ninguna duda, el “racoleur” (engatusador) escenario de un “blockbuster” (film de gran suceso popular).

En efecto, el caso que nos ocupa este mes comenzó el 5 de octubre último pasado con la publicación en el “New York Times” de un artículo denunciando los actos reprensibles del productor americano Harvey Weinstein. A partir de esta publicación periodística, más de 50 mujeres acusaron al mencionado personaje de acoso sexual, de agresión sexual y hasta de violación.

Pueden encontrar la lista exhaustiva de las denunciantes en el sitio web francés de Wikipedia (esta lista no aparece ni en la página web en inglés, ni en la página web en castellano): https://fr.wikipedia.org/wiki/Harvey_Weinstein

 

Pero, ¿quién es Harvey Weinstein?

Es (o, mejor dicho, era) el más poderoso e influyente magnate del cinema hollywoodense. Fundador, con su hermano, de “Miramax Films Corp.” (actualmente propiedad de “The Walt Disney Company”) y de “The Weinstein Company”, el delatado era conocido como “Harvey Scissorhands” (Harvey manos de tijeras) por tener el inmenso poder sobre el “final cut” (corte final) de las películas que producía, sin tener muchas veces en cuenta la opinión del propio director del film.

Actualmente, Harvey Weinstein se encuentra internado para una “cura de desintoxicación sexual” en el establecimiento “The Meadows” (Los Prados) en Arizona.

 

Twitter, ¿nuevo Tribunal mundial?

El hecho que relatamos ha sido el factor desencadenante de una ola mundial de denuncias y de “liberación de la palabra” vía Twitter, a partir de un llamado, publicado el 13 de octubre, por la periodista francesa Sandra Muller, con el hashtag “#balancetonporc” (denuncia tu puerco) y, sobre todo, 2 días más tarde, el 15 de octubre, por Alyssa Milano (conocida, principalmente, por sus roles en las series de televisión “¿Quién manda a quién?” y “Hechiceras”), con el hashtag “#metoo” (yo también), hashtags que se han exportado a todo el mundo (ahora una enorme lista de países tiene el suyo, en su propio idioma) de mujeres que afirman haber sido víctimas de acoso sexual y/o agresión sexual, especialmente, en sus respectivos trabajos y en las diversas esferas en las que participan y circulan.

La polémica ha, por supuesto, también surgido en Francia donde una serie de políticos, conocidos y no muy conocidos, han sido denunciados públicamente por la utilización de estas prácticas, más que controvertibles. No nos olvidemos, sin embargo, que Twitter no es un tribunal de justicia.

 

Ahora bien, jurídicamente, ¿Qué es el acoso sexual?

Es el hecho de imponer a una persona, de manera repetida, palabras o comportamientos a connotación sexual que socavan su dignidad en razón de su carácter degradante o humillante, o crean contra ella una situación intimidante, hostil u ofensiva.

La manifestación del acoso sexual va desde el envío de mensajes de texto (SMS) tendenciosos hasta, por ejemplo, comentarios sexuales chocantes e hirientes.

Lugar del acoso

El acoso sexual es un delito que puede ser cometido en cualquier parte. Puede ser efectuado en los transportes o lugares públicos, pero donde más se materializa es en el lugar de trabajo. En efecto, según las estadísticas, una mujer de cada cinco mujeres que ocupan un empleo es acosada por su jefe a quien la víctima no osa denunciar por temor a perder su puesto de trabajo.

Pena por acoso sexual

El acoso sexual es un delito sancionado con 2 años de prisión y con 30 000 Euros de multa. La pena se hace más fuerte y sube a 3 años de prisión y a 45 000 Euros de multa si la persona que agrede es el jefe (o la jefa) de la víctima o si esta última es menor de edad.

 

Y, ¿qué es la agresión sexual?

Lato sensu” (en sentido amplio), es el abuso sexual cometido con violencia, coerción o sorpresa (es el caso de la violación sexual, que es un crimen). “Stricto sensu” (en sentido estricto), es todo acto atentatorio contra la sexualidad de una persona, pero desprovisto de penetración. Es esta última acepción que nos interesa aquí. Así, este delito se manifiesta, por ejemplo, en el hecho de tocar las partes íntimas de otra persona, sin su acuerdo. Estas partes íntimas del cuerpo de una persona son 5: los senos, las piernas, la boca, las nalgas y el sexo.

Pena por agresión sexual

La agresión sexual es un delito sancionado con 5 años de prisión y con 75 000 Euros de multa.

 

Es importante manifestar que, de otro lado, la violación (de la que no tratamos aquí por ser un tema muy vasto y digno de un artículo especial) no es un delito, sino un crimen que es sancionado con una pena que va de 15 años a 20 años de reclusión criminal.

 

Para terminar, está sobreentendido que las definiciones y las penas mencionadas están basadas en el Código Penal francés.

 

Hasta el mes próximo.

 

Maître Angel LA TORRE

Avocat au Barreau de PARIS

 @abogado_enparis

 

Artículo escrito en PARIS, el 22 de octubre de 2017.

 

El Dr. Ángel LA TORRE, el “abogado de los latinoamericanos en Francia”, atiende –previa cita– en su Despacho ubicado en la dirección siguiente: 186 Avenue de Versailles ─ PARIS (75016), M° Porte de Saint-Cloud o Exelmans (línea 9).

Para solicitar una cita con el Dr. LA TORRE pueden escribir a: angel@la-torre.net o llamar al teléfono: 01.8283.39.06 y/o, de preferencia, al celular: 06.37.7070.66.

Ajouter un commentaire

Image CAPTCHA