angel.la-torre

Par angel.la-torre le 24/11/08
Dernier commentaire ajouté il y a 12 années 8 mois

El Consejo europeo reunido a Bruselas (Bélgica) el 15 y el 16 de octubre últimos ha solemnemente adoptado el "Pacto Europeo sobre la Inmigración y el Asilo" propuesto por la Presidencia francesa de la Unión Europea, que hizo de este Pacto una de sus prioridades, e inspirada largamente de su propia política de inmigración « escogida ».

El texto de dicho Pacto ha sido presentado como la expresión del compromiso de los Estados miembros en favor de una « verdadera política común en materia de inmigración ».

El Pacto comprende "5 compromisos" que los países signatarios aplicarán por intermedio de medidas europeas conjuntas o de medidas nacionales propias.

Seguidamente trataremos de analizar, lo más someramente posible, estos 5 compromisos :

1. Organizar la inmigración legal teniendo en cuenta las prioridades, las necesidades y las capacidades de acogida determinada por cada Estado miembro y favorizar la integración de los extranjeros

Para el Pacto, la inmigración debe ser concertada y mutua reflejando una doble voluntad : la del inmigrante y la del país de acogida.

El afirma que cada Estado miembro deberá poner en práctica las políticas de inmigración profesional decidiendo el número de personas que admitirá en su suelo en función de las necesidades de su propio mercado de trabajo.

Se señala también que la atracción de la Unión Europea debe ser reforzada para poder obtener trabajadores altamente calificados facilitándose asimismo las migraciones temporales y circulares evitando las "fugas de cerebros" de los países de origen de los migrantes.

En cuanto a la reagrupación familiar el Pacto explica que ella debe estar mejor organizada respetando la "Convención europea de protección de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales" en función de la capacidad de acogida de los países miembros y de la capacidad de integración de las familias. Debe existir, dice el Pacto, un equilibrio entre los derechos de los migrantes (acceso al empleo, a la vivienda y a los servicios sociales) y las obligaciones del mismo (respeto a las leyes y a la identidad del país de acogida).

2. Luchar contra la inmigración ilegal, especialmente garantizando el retorno obligatorio de los extranjeros en situación irregular al país de origen o a un país de tránsito de migrantes

El Pacto reafirma la voluntad de los Estados miembros de luchar contra la inmigración irregular reforzando la cooperación con los países de origen y de tránsito de las migraciones para luchar contra las asociaciones criminales internacionales de tráfico de migrantes y de trata de personas.

Los extranjeros que se encuentren en situación irregular deberán entonces abandonar el territorio de forma voluntaria sino es por medio de órdenes de alejamiento que serán reconocidas por todos los otros Estados miembros.

La ayuda al retorno voluntario deberá ser generalizada en todos los Estados miembros y se establecerán acuerdos de readmisión con terceros países.

Los Estados miembros lucharán con firmeza contra toda forma de explotación de los migrantes en situación irregular así que ellos deberán limitarse a las regularizaciones "caso por caso" por motivos "humanitarios o económicos".

3. Reforzar la eficacia de los controles fronterizos

Los Estados miembros se comprometen a emplear todos los medios necesarios disponibles a ejercer de forma responsable la responsabilidad del control de las fronteras exteriores terrestres, marítimas o aéreas de la Unión Europea de la parte de dichas fronteras que correspondan a su territorio.

La expedición de visas que contengan "identificadores biométricos" (fotografía digitalizada y huellas digitales) será una realidad en la Europa del año 2012.

Se implantará un Sistema de Información de Visados (VIS) que conectará informáticamente todos los consulados y las administraciones centrales de los Estados miembros con el objeto de luchar con mayor eficacia contra la inmigración irregular.

La creación de la agencia FRONTEX garantizará la coordinación del control de las fronteras exteriores de la Unión Europea y servirá también a hacer frente a situaciones de crisis como por ejemplo cuando los Estados miembros se enfrenten a afluencias masivas y desproporcionadas de migrantes en relación a sus capacidades de acogida. Este control exterior de la Unión Europea deberá pasar también por la implementación de herramientas tecnológicas modernas que serán desarrolladas de manera colectiva.

4. Construir la Europa del Asilo

El Pacto hace un llamado a la implantación de un régimen común de Asilo europeo para evitar las discrepancias que se dan actualmente en la concesión del estatuto de Refugiado.

Así, en el primer semestre del año 2009 se pondrá en marcha una Oficina Europea de Apoyo con el objeto de facilitar la cooperación práctica entre los Estados miembros y acercar de este modo los procedimientos y las jurisprudencias nacionales.

Antes del año 2012 se implantará el procedimiento único de Asilo que incluirá garantías comunes en toda Europa.

El personal encargado del control de las fronteras recibirá una formación sobre los "derechos de las personas" que tengan necesidad de protección.

5. Establecer una cooperación global con los países de origen y de tránsito favoreciendo las sinergias entre las migraciones y el desarrollo

El Pacto recuerda su vinculación al "Planteamiento global sobre la migración" que se refiere, al mismo tiempo, a la organización de la inmigración legal, a la lucha contra la inmigración irregular y a las sinergias entre migraciones y desarrollo.

El Pacto promueve acciones de desarrollo solidario que permitan a los migrantes participar en el desarrollo de sus países de origen mediante las transferencias de sus ahorros en total seguridad y con el menor coste posible así como la implementación de políticas de desarrollo mejor coordinadas con las políticas migratorias para hacer beneficiar del desarrollo económico a los países y regiones de origen de las migraciones.

Por otro lado, al cierre de esta edición no poseemos todavía los resultados de la Conferencia de los 27 ministros europeos consagrada a la integración de los extranjeros en Europa a realizarse en Vichy en el marco de la Presidencia francesa de la Unión Europea, el 3 y el 4 del presente mes de noviembre.

Como se ve, finalmente, la construcción de la "fortaleza europea" ya se puso activamente en marcha.

Maître Ángel LA TORRE

Abogado latinoamericano en Francia

06 37 70 70 66

www.la-torre.net