angel.la-torre

Par angel.la-torre le 05/09/13
Dernier commentaire ajouté il y a 7 années 11 mois

Me vine a Francia en 2008 y siempre estuve indocumentado. ¿Puedo pedir papeles ahora? Mario T.

Sí. Usted tiene la posibilidad de demandar que la Prefectura examine su situación administrativa en Francia a partir de los 5 años de residencia en este país, aun cuando haya permanecido de manera irregular durante todo este tiempo.

Es necesario señalar, sin embargo, que este examen “no obliga” a la Prefectura (a causa de la discrecionalidad administrativa) a responder positivamente a la demanda que le ha sido formulada por su estancia prolongada en Francia.

Por otro lado, la residencia “habitual” durante 5 años en Francia debe considerarse de manera amplia y no confundirse con la residencia “continua”, así como proporcionar pruebas de lo afirmado. Una circular del ministerio del Interior en 1998 ha zanjado el problema decidiendo en el sentido de exigir, al extranjero que quiere regularizar su situación administrativa en Francia, al menos dos justificativos por año que prueben su residencia principal en este país.

Aun cuando esta cantidad muy limitada (2 pruebas por año) sea, digamos, el mínimo sindical necesario, es cuerdo tratar de demostrar la residencia habitual con el mayor número de pruebas que se tenga a disposición. En efecto, la circular del 28 de noviembre de 2012 último pasado invita a los Prefectos a examinar si “las pruebas de menor valor pero numerosas y de naturaleza diferente pueden certificar una presencia real” en el territorio francés.

La misma residencia “habitual” tiene que demostrarse por todos los medios posibles y las pruebas que pueden ser admitidos por la administración francesa son de diferente naturaleza. Es, por ende, muy importante guardar todos los documentos que puedan atestiguar su presencia en el hexágono.

La circular de fines de 2012, mencionada líneas arriba, establece asimismo que “los papeles presentados por el demandador deben constituir un cuerpo de evidencias fiables y probatorias para obtener la íntima convicción en cuanto a la realidad de la antigüedad de la residencia habitual en Francia”.

Así, pueden ser admitidos:

- Todas las facturas (de alquiler, de electricidad y de gas, de agua, de teléfono, de conexión a Internet...);

- Los boletines de salario que le haya sido proporcionado por un empleador, así se haya trabajado “al negro”;

- Todos los documentos médicos posibles (expediente médico, pruebas de hospitalización, Ayuda Médica del Estado...);

- Los diferentes certificados que haya podido recibir de los servicios sociales de las municipalidades donde vivió;

- Los papeles que tienen que ver con la escolaridad de los hijos, si tuviera estos últimos, evidentemente;

- Los documentos recibidos de la administración francesa; esto es, todos los papeles que la Prefectura, la OFPRA u otro organismo público le haya enviado, el Aviso de Rentas (Usted puede hacer su declaración anual de rentas al fisco así no tenga papeles);

- Las deposiciones de honor de las personas que certifiquen de su presencia en este país, aun cuando el valor probatorio de estos escritos sea, en sí, más que relativo.

Dentro de la lista de papeles que acabamos de mencionar se encuentran los documentos que pueden ser considerados como “pruebas ciertas” (por aquellas emitidas por la administración pública francesa), con “valor probatorio real” (por aquellas emitidas por instituciones privadas) y finalmente, con “valor probatorio limitado” (por aquellas que corresponden a las pruebas libres).

Por supuesto que -teniendo en consideración la situación particular de cada persona- se tratará de buscar las pruebas instrumentales más adecuadas a su caso individual y que abonen a su favor en esta obligación de probar su permanencia y su integración en Francia durante todo el tiempo alegado.

Después de la abrogación de la necesidad de residir 10 años en Francia para adquirir automáticamente la regularización en este país, decidido por el entonces ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, la circular del 28 de noviembre de 2012 ha uniformizado los diferentes criterios prefectorales resolviendo considerar una residencia de 5 años como el plazo mínimo para solicitar una regularización administrativa en Francia, salvo casos muy excepcionales.

El trámite se efectúa ante la Prefectura del lugar de su residencia actual. En ella deberá solicitar una demanda de regularización por estadía prolongada en Francia.

Esta diligencia puede ser realizada de manera autónoma. Sin embargo, la asistencia de un abogado puede ser aconsejable para premunirse contra cualquier abuso de autoridad.

Maître Angel LA TORRE

Avocat au Barreau de PARIS

El Dr. Ángel LA TORRE, el “abogado de los latinos en Francia”, atiende -previa cita- en su Despacho ubicado en la dirección siguiente: 186 Avenue de Versailles en PARIS (75016), Metro Porte de Saint-Cloud (línea 9). Para mayores informes pueden escribir a: abogado@la-torre.net o llamar al teléfono: 01.8283.39.06 y/o al celular: 06.37.7070.66.