angel.la-torre

Par angel.la-torre le 19/03/15
Dernier commentaire ajouté il y a 6 mois 2 jours

Todos los abogados que practicamos, entre otras disciplinas, el derecho de los extranjeros en Francia, esperábamos con ansias la decisión del Consejo de Estado pues deseábamos conocer la posición de La más alta jurisdicción del orden administrativo en Francia sobre el hecho de saber si la “circular Valls”  ─relativa a los criterios de regularización en Francia del 28 de noviembre de 2012 (véase, al respecto, nuestro artículo en LAD n° 138 de diciembre de 2012)─ podía utilizarse como un argumento apropiado para la demanda de regularización de una persona extranjera “sin papales” en Francia.

La histórica decisión -que crea evidentemente jurisprudencia en la materia- fue tomada por el Consejo de Estado el 4 de febrero 2015 último (n° 383267, 383268) en favor del recurso extraordinario de casación que el ministerio del Interior había interpuesto ante él en contra de los intereses del Sr. C… B… A…

En efecto, el caso de escuela que comentamos este mes está basado, en términos prácticos, en la historia siguiente:

El Sr. C… B… A…, de nacionalidad colombiana, contrajo matrimonio en 2002 con una compatriota colombiana con la que reside en Francia desde 2007. La pareja tiene un hijo nacido en 2003 y que está escolarizado en el país galo desde 2009. Este Señor “sin papeles” efectuó una demanda de regularización administrativa por “vida privada y familiar” ante la prefectura de policía de Paris fundando su demanda en su situación familiar e invocando la “circular Valls”.

En 22 de abril de 2013, el prefecto de policía de París rechazó su demanda y tomó una decisión en su contra por intermedio de una OQTF (obligación de abandonar el territorio francés, por sus siglas en francés) para que el solicitante abandone el país en un plazo de 30 días.

Haciendo uso de su legítimo derecho y sin salir del país, el Sr. C… B… A… interpuso un recurso ante el Tribunal Administrativo de París demandando a esta jurisdicción la anulación de la decisión prefectoral querellada.

El Tribunal Administrativo le dio razón por intermedio de una sentencia del 18 de diciembre de 2013 que anulaba por exceso de poder la decisión de la prefectura de policía de París del 22 de abril de 2013.

No conforme con esta decisión y haciendo uso del doble grado de jurisdicción, principio fundamental de la administración de la justicia en Francia, la prefectura de policía de París interpuso un recurso de apelación contra dicha sentencia del Tribunal Administrativo de París, que le era desfavorable, ante la Corte Administrativa de Apelación de París.

Esta última jurisdicción en un célebre fallo del 4 de junio de 2014 confirmó la sentencia del Tribunal Administrativo de París y en consecuencia pronunció la ilegalidad de la decisión prefectoral litigiosa. Este fallo de la Corte Administrativa de Apelación de París validaba entonces el hecho de poder utilizar la “circular Valls” como un fundamento válido para demandar una regularización administrativa en Francia cuando la situación de un demandador extranjero, como el caso del Sr. C… B… A…, respondía según la Corte a los criterios que dicha circular definía en sus líneas.

El Ministerio del Interior, órgano tutelar de las Prefecturas en Francia y al origen de la reñida circular interpuso, en búsqueda de un cambio jurisprudencial en vista de las 2 decisiones judiciales anteriores citadas más arriba y que le eran desfavorables, un recurso extraordinario de casación ante el Consejo de Estado el 30 de julio de 2014.

El contencioso se basó en el hecho de saber si la circular del 28 de noviembre de 2012 relativa a las condiciones de examen de las demandas de admisión a la residencia depositadas por los ciudadanos extranjeros en situación irregular en Francia, más conocido como “circular Valls”, llamada así debido al nombre del actual Primer Ministro y ex ministro del Interior de esa época (en 2012), podía ser invocada para demandar la regularización de una persona extranjera sin papeles en Francia.

El Consejo de Estado, mediante la decisión del 4 de febrero de 2015 último, respondió por la negativa.

Efectivamente, según una jurisprudencia constante, una circular ministerial o interministerial solo puede ser invocada ante el juez administrativo si ella fija « líneas directrices »; es decir, si ella fija los criterios que la administración debe examinar cuando se pronuncia sobre una determinada demanda.

El Consejo de Estado recuerda en la decisión que comentamos que el prefecto tiene la prerrogativa de tomar, “a título gracioso y excepcional”, una medida favorable al extranjero demandador de un título de residencia en Francia y que desea regularizar su situación administrativa en el Hexágono de acuerdo a su poder de apreciación sobre el conjunto de las circunstancias del caso que le es sometido a examen.

El Consejo de Estado estima, sin embargo, que la “circular Valls” contiene sólo unas “simples orientaciones generales”. De manera que ella sirve únicamente para orientar a los prefectos sobre las decisiones que estos últimos deben tomar en materia de regularización de los extranjeros “sin papeles” y que en consecuencia la circular mencionada no puede ser directamente invocada ante el juez administrativo.

El Consejo de Estado, que nunca juzga sobre el fondo del asunto sino que se contenta de apreciar la aplicación del derecho, ha aportado entonces a la doctrina, en su decisión del 4 de febrero último pasado, simplemente algunas precisiones relativas a la naturaleza jurídica de la “circular Valls” y declarado la imposibilidad de un extranjero “sin papeles”, demandador de una regularización administrativa en Francia, de premunirse de ella.

Dicho de otra manera y para hacer muy simple el problema, podemos decir, finalmente, que lo que el Consejo de Estado ha querido manifestar ─en la decisión que comentamos en el presente artículo─ es el hecho de precisar claramente que el juez administrativo no está legalmente habilitado para decidir de manera general y absoluta sobre el derecho de regularizar un extranjero “sin papeles”, puesto que en un Estado de derecho como Francia, esta posibilidad incumbe exclusivamente al poder legislativo.

 

Maître Angel LA TORRE

Avocat au Barreau de PARIS

www.la-torre.net

 

El Dr. Ángel LA TORRE, el “abogado de los latinoamericanos en Francia”, atiende –previa cita– en su Despacho ubicado en la dirección siguiente: 186 Avenue de Versailles en PARIS (75016), Métro Porte de Saint-Cloud ─ Parc des Princes (línea 9).

Para solicitar una cita con el Dr. LA TORRE pueden escribir a: angel@la-torre.net o llamar al teléfono: 01.8283.39.06 y/o, de preferencia, al celular: 06.37.7070.66.