angel.la-torre

Par angel.la-torre le 07/04/15
Dernier commentaire ajouté il y a 6 années 3 mois

En un momento en el que se prevé, según la declaración de Mariano Rajoy a comienzos de marzo último, que la Cumbre de la Unión Europea de junio 2015 próximo apruebe definitivamente la exención de visas Schengen para Colombia y Perú (véase nuestro artículo al respecto en LAD n° 152 de mayo de 2014, pág. 34), nos ha parecido conveniente hablar este mes sobre las diversas y variadas visas Schengen existentes actualmente.

La declaración del Presidente del Gobierno de España es una buena noticia, pero es importante señalar de manera liminar, sin embargo, que el hecho de obtener la exención de visa no significa que los ciudadanos de los países interesados puedan ingresar en el espacio Schengen de manera indiscriminada y completamente libre. Me explico: el hecho de ser titular de un pasaporte exento de visa para entrar en un país Schengen (en Francia, por ejemplo) no significa que los miembros de la PAF (Policía a las fronteras) vayan a dejar entrar automáticamente a todos los nacionales de dichos países al territorio francés.

En efecto, en mi experiencia profesional he visto que es precisamente en los vuelos que proceden de países donde la visa no es necesaria para venir a la Europa de Schengen, que la famosa PAF ejerce su control con mayor celo que, digamos, con los vuelos provenientes de otros países del mundo. Así por ejemplo, los ciudadanos de Guatemala y de Honduras, que están dispensados de visas Schengen, llegan al aeropuerto de Paris Roissy-Charles de Gaulle y son sistemáticamente interpelados por los policías de la PAF y retenidos en la famosa ZAPI 3 (Zona de Espera para Personas en Instancia, por sus siglas en francés) por no cumplir con los justificativos relativos a los motivos de la visita, las garantías de retorno, los medios de existencia, la suscripción de una cobertura médica y las condiciones de alojamiento en Francia.

Lo que acabo de evocar es solo a título de información y para prevenir a los ciudadanos de los países beneficiarios de la medida contra todo riesgo de expulsión de Francia en el vuelo de retorno de la compañía aérea en la que llegaron al viejo continente por falta de garantías suficientes de retorno. 

En lo que toca a las visas en sí, debemos distinguir sumariamente 2 grandes bloques existentes:

Las Visas de Corta Estancia (Tipo C)

Son las visas conocidas como visas de “turismo” y que permiten a su titular de residir en uno o varios países europeos miembros del espacio Schengen por una duración que no puede exceder los 90 días desde la fecha de ingreso al territorio europeo.

Es la visa clásica y es la que los ciudadanos de Colombia y Perú podrán beneficiar próximamente.

Hay otra visa de corta estancia que se llama Visa de Transito (Tipo B) que es una visa de carácter particular y que autoriza residir temporalmente a su titular que viene de un país tercero que no forma parte del acuerdo Schengen y que se dirige hacia otro país que tampoco forma parte del acuerdo Schengen.

Una variedad de esta última visa es la visa “aeroportuaria” que es la visa que permite solamente de permanecer por un tiempo muy limitado en la zona internacional del aeropuerto de una ciudad que forma parte de un país Schengen.

Otra visa de corta estancia es aquella que se llama “visa de retorno’ que es una visa excepcional y que permite al extranjero, por ejemplo, que reside en Francia, de retornar al país galo transitando por otros estados Schengen antes de llegar a Francia. Es una visa reservada a cierta categoría de extranjeros dentro de situaciones muy particulares y precisas.

Las Visas de Larga Estancia (Tipo D)

Estas visas son otorgadas a los ciudadanos de países habilitados a recibirlas. Ellas dan derecho a una residencia legal  de más de 90 días. Es una visa a la que se la llama también visa de “inmigración” o de “establecimiento”. Está destinada únicamente a las personas que van a permanecer en el territorio francés por más de 6 meses.

Según el artículo L. 311-7 del CESEDA, la obligación de poseer una visa de larga estancia es necesaria antes de que sea otorgada una tarjeta de residencia en Francia.

En 2009 se creó asimismo una visa de larga estancia que equivalía a un título de residencia. La idea era de evitar una doble instrucción sucesiva de la visa y del título de residencia.

Existe una larga serie de visas de larga estancia. Las sobrevolaremos rápidamente y sin caer en los detalles:

Visa “Estudiante”

Esta visa es otorgada a los extranjeros que justifican una inscripción en un establecimiento de enseñanza superior y que desean seguir cursos de más de un año en Francia.

Los demandadores deben justificar la inscripción o la preinscripción en un establecimiento de enseñanza superior o de formación profesional pública o privada.  Deben asimismo demostrar que poseen los recursos suficientes para poder vivir en Francia. Los estudiantes que son titulares de una beca de estudios deben presentar un certificado del organismo que proporciona el dinero de la beca otorgada y todos los estudiantes deben pasar un control médico previo.

Visa “Visitante”

Para obtener esta visa hay que demostrar poseer recursos personales suficientes y regulares. El titular del mismo se compromete asimismo a no ejercer una actividad profesional remunerada en Francia. El otorgamiento de la tarjeta de residencia en Francia no es de pleno derecho y debe ser aprobada por la autoridades prefectorales correspondientes luego de un examen minucioso sobre los proyectos del demandador extranjero. De manera que, la prefectura posee un muy amplio poder de apreciación sobre los motivos que son invocados por el demandador, de acuerdo a los documentos justificativos presentados por este último.

El próximo mes continuaremos con las otras visas de larga estancia en Francia, como las visas “familiares”, las visas permitiendo el “ejercicio de una actividad profesional” y algunas visas “especificas”.

Hasta entonces.

Maître Angel LA TORRE

Avocat au Barreau de PARIS

www.la-torre.net

El Dr. Ángel LA TORRE, el “abogado de los latinoamericanos en Francia”, atiende –previa cita– en su Despacho ubicado en la dirección siguiente: 186 Avenue de Versailles en PARIS (75016), Métro Porte de Saint-Cloud ─ Parc des Princes (línea 9).

Para solicitar una cita con el Dr. LA TORRE pueden escribir a: angel@la-torre.net o llamar al teléfono: 01.8283.39.06 y/o, de preferencia, al celular: 06.37.7070.66.