Par angel.la-torre le 18/09/07

De quoi parle-t-il le nouveau projet de loi HORTEFEUX qui sera examiné aujourd'hui et demain par le Parlement? Ernesto M.

Le nouveau projet de loi relatif au contrôle de l'immigration, à l'intégration et à l'Asile a été présenté par le Ministre Brice HORTEFEUX au Conseil des Ministres le 4 juillet dernier et a été immédiatement adopté par ce dernier. Les 18 articles du projet de loi seront débattus par le Parlement dans la session extraordinaire d'aujourd'hui et demain.

Ce projet, promis par celui qui était alors candidat à la Présidence de la République, Nicolas SARKOZY, c'est une sorte de clause additionnelle du CESEDA (Code de l'Entrée et du Séjour des Étrangers et du Droit d'Asile) qui a déjà été, depuis sa publication, modifié par les lois du 26 novembre 2003 et du 24 juillet 2006.

Sur le Regroupement familial

Ce projet de loi rend plus difficiles les conditions pour le regroupement familial d'un étranger qui réside légalement en France et qui veut faire venir sa famille.

Ainsi, la personne intéressée devra démontrer qu'elle dispose de revenus "adaptés en fonction de la taille de sa famille". Ces revenus devront être compris, hors des aides reçues des organismes sociaux, entre une fois et 1.2 fois le montant du SMIC (Salaire Minimum Interprofessionnel de Croissance) qui,depuis le 29 juin dernier, est de 1280.07 Euros bruts par 151.67 heures de travail mensuelles.

Un amendement parlementaire au projet qui sera débattu aujourd'hui et demain demande aussi de «proposer» (sic) aux bénéficiaires d'un regroupement familial de se faire effectuer, à leurs frais, un test ADN pour obtenir une empreinte génétique prouvant leur filiation.

D'un autre côté, selon les dispositions du nouveau projet de loi, l'étranger qui est sollicité par un parent pour venir en France devra se soumettre préalablement à une "évaluation" – de 15 minutes environ – de son "degré de connaissance de la langue française et des valeurs de la République". S'il y a nécessité, le candidat à l'immigration en France devra suivre "une formation complémentaire de deux mois" avant d'abandonner son pays d'origine.

De même, si la famille qui a profité du regroupement familial a des enfants, "un contrat spécial d'accueil et d'intégration pour la famille" devra être signé par les parents qui seront obligés de suivre une formation sur "les droits et les devoirs par rapport à leurs enfants". Au cas où ce contrat ne soit pas respecté et à défaut d'assiduité scolaire, des "mesures d'accompagnement" seront employées et qui pourront aller jusqu'à la mise en tutelle des aides familiales.

Sur l'Asile

Le texte du projet de loi que nous commentons comporte aussi quelques mesures qui touchent au traitement des demandeurs d'Asile.

Ainsi, sous la pression d'une récente jurisprudence de la Cour Européenne des Droits de l'Homme qui a condamné, à l'unanimité, à la France par défaut de recours effectif contre les décisions de rejet de l'entrée sur le territoire pour les demandeurs d'Asile à la frontière, les recours dirigés contre ces rejets d'Asile disposeront, dorénavant, d'un caractère suspensif de 24 heures.

D'autre part, le projet de loi place à l'OFPRA (Bureau français de Protection des Réfugiés et des Apatrides) - jusqu'à aujourd'hui sous la tutelle du "Quai d'Orsay" - sous la compétence du nouveau Ministère de l'Immigration, de l'Intégration, de l'Identité Nationale et du Codéveloppement.

Ce fait nous permets de déduire que la Commission des Recours des Réfugiés (CRR), qui dépend du budget de l'OFPRA, se trouvera dans les faits sous la tutelle du nouveau Ministère, quand l'on sait que la CRR, en raison de son rôle juridictionnel, devrait logiquement plutôt, être sous la tutelle du Ministère de la Justice.

Il faut constater finalement que ces dispositions s'inscrivent, évidemment, dans le tableau des objectifs chiffrés de l'actuel gouvernement français en matière d'immigration (25.000 reconduites à la frontière pour l'année 2007, dont Ivan - l'enfant russe "sans papiers" qui s'est réveillé d'un coma - est un regrettable exemple) et dans le processus de restriction des droits des étrangers qui se trouvent ou qu'ils ne se trouvent pas encore sur le territoire français.

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66

Mise à jour de notre post, en espagnol, du 31 août dernier.

Par angel.la-torre le 18/09/07

¿ De qué trata el nuevo proyecto de ley HORTEFEUX que será examinado hoy y mañana por el Parlamento ? Ernesto M.

El nuevo proyecto de ley relativo al control de la inmigración, a la integración y al asilo ha sido presentado por el Ministro Brice HORTEFEUX al Consejo de Ministros el 4 de julio último y ha sido inmediatamente adoptado por el mismo. Los 18 artículos del proyecto de ley serán debatidos por el Parlamento en la sesión extraordinaria de hoy y de mañana.

Este proyecto, prometido por el entonces candidato a la Presidencia de la República Nicolás SARKOZY, es una suerte de cláusula adicional del CESEDA (Código de Entrada y de Residencia de los Extranjeros y del Derecho de Asilo, por sus siglas en francés) que ya ha sido, desde su publicación, modificado por las leyes del 26 de noviembre del 2003 y del 24 de julio del 2006.

Sobre la Reagrupación familiar

Este proyecto de ley hace aún más difíciles las condiciones para la reagrupación familiar de un extranjero que reside legalmente en Francia y que quiere hacer venir su familia.

Así, el interesado deberá demostrar que dispone de ingresos "adaptados en función de la talla de su familia". Estos ingresos deberán estar comprendidos, fuera de las ayudas recibidas de los organismos estatales, entre una vez y 1.2 veces el monto del SMIC (Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento) que desde el 29 de junio ultimo es de 1280,07 Euros brutos por 151.67 horas de trabajo mensuales.

Una enmienda parlamentaria al proyecto que se debatirá hoy y mañana pide además "proponer" (sic) a los beneficiarios de una reagrupación familiar que se hagan efectuar, por cuenta suya, una prueba ADN para obtener una impresión genética que pruebe su filiación.

De otro lado, según las disposiciones del nuevo proyecto de ley, el extranjero que es solicitado por un familiar para venir a este país deberá someterse previamente a una "evaluación" –de aproximadamente 15 minutos– de su "grado de conocimiento de la lengua francesa y de los valores de la República". Si hay necesidad, el candidato a la inmigración a Francia deberá seguir una "formación complementaria de dos meses" antes de abandonar su país de origen.

Asimismo, si la familia que ha beneficiado de la reagrupación familiar tiene hijos, un especial "contrato de acogida y de integración para la familia" deberá ser firmada por los padres que se obligarán a seguir una formación sobre "los derechos y deberes con relación a sus hijos". En caso de que este contrato no sea respetado y a falta de asiduidad escolar, unas "medidas de acompañamiento" serán empleadas y que podrán ir hasta la puesta en tutela de las ayudas familiares.

Sobre el Asilo

El texto del proyecto de ley que comentamos comporta también algunas medidas que tocan al asilo.

Así, bajo la presión de una reciente jurisprudencia de la Corte Europea de los Derechos del Hombre que ha condenado, a la unanimidad, a Francia por defecto de recurso efectivo contra las decisiones de rechazo de la entrada al territorio para los demandadores de asilo a la frontera, los recursos dirigidos contra dichos rechazos de asilo dispondrán, a partir de ahora, de un carácter suspensivo de 24 horas.

De otra parte, el proyecto de ley coloca a la OFPRA (Oficina Francesa de Protección de los Refugiados y Apátridas) –hasta hoy bajo la tutela del "Quai d'Orsay" (Ministerio de Relaciones Exteriores francés)– bajo la competencia del nuevo Ministerio de la Inmigración, de la Integración, de la Identidad Nacional y del Codesarrollo.

Este hecho nos hace deducir que la Comisión de Recursos de los Refugiados (CRR) que depende del presupuesto de la OFPRA se encontrará en los hechos bajo la tutela del nuevo Ministerio, cuando se sabe que la CRR, en razón de su rol jurisdiccional, debería lógicamente más bien, estar bajo la tutela del Ministerio de la Justicia.

Hay que constatar finalmente, de que estas disposiciones se inscriben, evidentemente, en el cuadro de los objetivos cifrados del actual gobierno francés en materia de inmigración (25,000 reconducciones a la frontera para el año 2007, dentro de los cuales Iván –el niño ruso "sin papeles" que se despertó de un coma– es un lamentable ejemplo) y dentro del proceso de restricción de los derechos de los extranjeros que se encuentran o todavía no se encuentran en el territorio francés.

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66

Actualización de nuestra bitácora del 31 de Agosto último pasado.

Par angel.la-torre le 30/08/07

El gobierno que acaba de instalarse en Francia ha creado un nuevo Ministerio de la Inmigración. Puede esclarecernos un poco más sobre el rol de este Ministerio? Modesto P.

El nuevo Ministerio de la inmigración, de la integración, de la identidad nacional y del co-desatrrollo, está encabezado por Brice HORTEFEUX, conocido como el más íntimo "porte-flingue" del nuevo Presidente de la República.

La misión, las funciones, los objetivos y la organización exacta de este ministerio no están todavía totalmente definidos a la hora que escribimos estas líneas (mayo del 2007).

De lo que no cabe duda es que este gran portafolio ministerial será el gran organizador de la política de "inmigración elegida" predicada por el nuevo Presidente de la República Nicolas SARKOZY y promovida por la ley del 24 de julio del 2006 que lleva su nombre.

Uno de los objetivos indicados es entonces, controlar la inmigración fijando los límites máximos anuales de entrada en Francia por categoría (inmigración económica, asilo, reagrupación familiar, ...) y hacer del aprendizaje del francés una prioridad.

Único en su género en Europa continental, este Ministerio "4 en 1" es en realidad un Súper-Ministerio que se encargará, a la evidencia y como su nombre lo indica, de todo o de casi todo lo que tenga que ver con la inmigración en Francia.

Así se prevé que el nuevo Ministerio se ocupe de todo lo que se refiere al asilo, que actualmente está a cargo de la OFPRA, que depende a su vez del Ministerio de Asuntos Exteriores (conocido igualmente como "Quai d'Orsay") quien del mismo modo administra la política de otorgamiento de visas.

En lo que toca a la acogida de los extranjeros y a la nacionalidad, estos rubros están actualmente a cargo de la Dirección de las Poblaciones y de las Migraciones (DPN) bajo tutela del Ministerio de la Cohesión Social y esta Dirección podría de la mima forma ser transportada al nuevo Ministerio.

Respecto a los títulos de residencia en Francia, ellos están actualmente a cargo de las Prefecturas y dependen de la Dirección de las Libertades Públicas y de los Asuntos Jurídicos (DLPAJ) del Ministerio del Interior quien dirige también la famosa Policía del Aire y de las Fronteras (PAF). Estas Administraciones podrían asimismo ser transferidas al nuevo Ministerio.

En cuanto a los matrimonios entre un(a) extranjero(a) y un(a) frances(a), estos asuntos dependen por el momento del Ministerio de la Justicia y podrían también ser traspasados a la competencia del nuevo Ministerio.

Brice HORTEFEUX deberá, en un primer comienzo, presumiblemente apoyarse en el Comité Interministerial de Control de la Inmigración (CICI) creado en el 2005 por el ex Primer Ministro Dominique de VILLEPIN para reunir todos los servicios afectados por la política francesa en materia de Inmigración.

Hay que recordar, por otro lado, que 8 universitarios miembros de la Ciudad Nacional de la Historia de la Inmigración (CNIH) creada por el ex Presidente Jacques CHIRAC y que debe abrir sus puertas en el 2007, han renunciado el viernes 18 de mayo último a esta institución para mostrar su oposición a la instauración "inaceptable" de este Ministerio que según el texto de renuncia "se inscribe en la trama de un discurso estigmatizando la inmigración y en la tradición de un nacionalismo fundado sobre la desconfianza y la hostilidad a los extranjeros en los momentos de crisis".

Así, el historiador Patrick WEIL, especialista en cuestiones de Inmigración y uno de los que han firmado el texto de renuncia que mencionamos líneas arriba, ha afirmado que la creación de este Ministerio "es una vergüenza". El ha añadido que "no hay nada de moderno y al contrario que hay algo que asusta en la creación de esta administración. Asociar 'identidad nacional' e 'inmigración' significa que Francia y los franceses tienen un problema con la cuestión misma de la inmigración. Mi rol es de explicar que esta confusión es una regresión histórica. No hay que esquematizar y hacer de la inmigración un 'problema'. No hay ninguna razón para asociar la naturalización al control de las fronteras en un mismo Ministerio".

Simone VEIL, "maître d'oeuvre" de la ley sobre el Aborto que lleva su nombre y que apoya abiertamente al nuevo Presidente había ya manifestado por su parte, en cuanto al proyecto de creación de este Ministerio, como algo "más grave que una imprudencia".

A nuestro parecer, finalmente, no hay que olvidar el artículo 14 de la Convención Europea de los Derechos del Hombre (CEDH) que manifiesta que está prohibida toda discriminación fundada, entre otras razones, sobre la nacionalidad de las personas. La creación de este Ministerio representa, en consecuencia, un cóctel peligroso que corre el riesgo de poseer en él los gérmenes de una división nacional sobre los temas tan controvertidos y sensibles de la Inmigración y de la Identidad Nacional. Ojalá nos equivoquemos. "So, let's wait and see".

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66

Par angel.la-torre le 29/08/07

He escuchado que algunos extranjeros pueden hacer reexaminar su situación administrativa en Francia. ¿Puede decirme un poco más al respecto? Margarita P.

Debido a la ausencia de disposiciones transitorias entre la aplicación de la ley respecto a lo que constituía la decisión de Reconducción a la frontera (APRF) y la nueva OQTF (véase, al respecto, nuestro último post fechado con el día de ayer, martes 28 de agosto del 2007), los extranjeros que no pueden actualmente ser alejados del territorio francés deben ver su situación reconsiderada en lo que toca el derecho de residencia en Francia.

En efecto, luego que las disposiciones establecidas por los apartados 3 y 6 del artículo L.511-1 del CESEDA, han sido abrogadas el 28 de diciembre último pasado, ningún Prefecto en Francia no puede pronunciar más las tristemente célebres APRF como consecuencia del rechazo de una demanda de residencia o al momento de la renovación de un permiso de residencia. A partir de esa fecha sólo le es posible pronunciar dicho rechazo combinado de una OQTF.

Un vacío jurídico se presentó en consecuencia en este pasaje de la APRF a la OQTF en lo que se refiere a las decisiones de rechazo que cualquier Prefecto había pronunciado antes del 29 de diciembre del 2006 y sobre las cuales una OQTF no podía ser todavía adjuntada y para las cuales la aplicación de la APRF había desaparecido.

Para remediar esta situación, una circular del 22 de diciembre del 2006 preveía que los extranjeros que habían sido objeto de un rechazo de permiso de residencia y que habían sido notificados antes del 1° de enero del 2007 habían "objetivamente reunido, del hecho de su permanencia en Francia, la situación de la irregularidad de la residencia" y podían "en caso de interpelación, ser objeto, a partir de ese fundamento, de una APRF".

La aplicación de esta circular, sin embargo, a partir de mediados de enero del 2007 no prosperó puesto que algunos tribunales administrativos no admitieron esta situación y estimaron que el Prefecto cometía un error de derecho pues este último fundaba sus APRF sobre las disposiciones abrogadas del CESEDA y que por consecuencia la medida de alejamiento no tenia ninguna base legal válida.

Es a partir de entonces que el Gisti junto a dos otras asociaciones (la Asociación de defensa de los derechos de los extranjeros y la Liga de los derechos del hombre) hicieron suspender parcialmente esta circular, acudiendo mediante un proceso en urgencia ante el Consejo de Estado quien, el 15 de febrero del 2007, declaró que en lo que concierne el tratamiento de los rechazos de residencia pronunciados antes del 1° de enero del 2007, los extranjeros afectados no se encuentran de ese solo hecho, ni en la situación del extranjero entrado irregularmente al territorio francés ni tampoco en el caso del extranjero que ha entrado en Francia sin visa o, si esta dispensado de visa, que se ha mantenido en el territorio mas allá de tres meses sin demandar un titulo de residencia.

Así pues hay que resaltar que el Consejo de Estado decidió que, en la ausencia de disposiciones transitorias previstas por la ley y el decreto en Consejo de Estado que fue tomado para su aplicación, la circular no podía, sin infringir la legalidad, organizar el período transitorio. La aplicación de esta circular debía ser en consecuencia suspendida.

Ahora bien, tomando en consideración la decisión de justicia del Consejo de Estado que venimos de comentar, una nueva circular del 16 de febrero del 2007 ha abrogado pues entonces el punto 1 de la circular suspendida por el juez administrativo y ha precisado además que el solo hecho que un extranjero se haya visto rechazar o retirar un permiso de residencia y de haber sido invitado a abandonar el territorio francés antes del 1° enero del 2007, no es suficiente para hacerle entrar en el campo de aplicación del artículo L.511-1, II, 1° ó 2° del CESEDA.

En virtud de esta nueva circular y en el caso de que un extranjero no se encuentre dentro de una de las hipótesis previstas por los apartados 1° ó 2° precitados y que no puede ser objeto de una APRF, el Prefecto debe proceder a una reconsideración de su situación en lo que concierne el derecho a la residencia y tomar, si el extranjero no satisface a las condiciones requeridas, una nueva decisión de rechazo de admisión a la residencia susceptible de ser acompañada de una OQTF, en aplicación del articulo L.511-1, I del CESEDA.

Finalmente y por otro lado hay que señalar análogamente que, mediante una decisión de principio, el 6 de febrero del 2007 último, la Corte de Casación ha claramente condenado, por la primera vez, la interpelación de un extranjero sin papeles en la ventanilla de una Prefectura.

La Corte ha calificado esta práctica de "tramposa" para con el extranjero en situación irregular que recibe una convocación por motivo de una reconsideración de su situación en vista, en realidad, de interpelarlo.

La Alta Jurisdicción ha juzgado asimismo este hecho de "práctica desleal" y contraria al artículo 5, apartado 1, de la Convención Europea de Derechos del Hombre (CEDH).

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66