juin
11

La DGEF

Par angel.la-torre le 11/06/14

La Dirección General de los Extranjeros en Francia (DGEF) ha sido creada por un Decreto del 12 de agosto de 2013 para ocuparse del conjunto de las cuestiones relativas a los extranjeros en Francia y con el objeto de mejorar la conducta de las políticas públicas en la materia.

La DGEF actúa en numerosos temas que cubren la integralidad del trayecto del migrante. Así, ella es competente para tratar sobre la reglamentación en materia de visas; las reglas generales para los extranjeros en materia de entrada, de residencia y de ejercicio de una actividad profesional en Francia; la lucha contra la inmigración irregular, el trabajo ilegal y el fraude documentario; el asilo; el acompañamiento de las poblaciones inmigrantes y el acceso a la nacionalidad francesa.

Para llevar a cabo las acciones que acabamos de enumerar, la DGEF está constituida de 5 Direcciones y Servicios:

  1. La Dirección de la Inmigración (DIMM). Está encargada de la concepción y de la aplicación de las políticas públicas que tienen que ver con la entrada, la residencia, el trabajo de los extranjeros y la lucha contra la inmigración irregular. Esta Dirección está dividida en 3 Subdirecciones:
    1. La Subdirección de Visas, cuyo rol es de aplicar la política de visas y asegurar su ejecución a través de la red consular francesa. Ella está actualmente involucrada en un vasto movimiento de modernización y de simplificación en favor de los utilizadores extranjeros (biometría y externalización de las demandas de visa);
    2. La Subdirección de la residencia y del trabajo, cuyo rol es de elaborar las reglas apropiadas en materia de inmigración estudiantil, profesional y familiar; y
    3. La Subdirección de la lucha contra la inmigración irregular, cuyo rol es de elaborar, en el marco de la Unión Europea, las disposiciones relativas a los controles en la frontera y a la reconducción de los extranjeros en situación irregular.

 

  1. La Dirección de la acogida, del acompañamiento de los extranjeros y de la nacionalidad (DAAEN). Está encargada de concebir y de ejecutar la política pública de acogida, de acompañamiento y de acceso a la nacionalidad francesa por parte de los extranjeros. Esta Dirección está dividida en 2 Subdirecciones:
    1. La Subdirección de la acogida y de la prevención de las discriminaciones, cuyo rol es de definir y ejecutar las acciones realizadas en favor de las personas extranjeras que llegan a Francia. Ella les propone un acompañamiento global en el marco del camino de instalación que contempla darles todas las ventajas para integrarse en la sociedad francesa; y
    2. La Subdirección del acceso a la nacionalidad francesa, cuyo rol es de elaborar las reglas en materia de adquisición y de retiro de la nacionalidad francesa. Ella está encargada de pilotear los procedimientos de registro de las declaraciones adquisitivas de la nacionalidad por matrimonio y de las naturalizaciones por decreto llevadas hoy a cabo en un marco descentralizado.

 

  1. El Servicio del Asilo (SAS). Está encargado de las cuestiones relativas al derecho de asilo y a los beneficiarios de la protección internacional. El participa a la definición de la política europea del asilo que él mismo ejecuta. 3 Departamentos constituyen este Servicio:
    1. El Departamento del derecho de asilo y de la protección, cuyo rol es de asegurar la elaboración y el seguimiento de la legislación en materia de asilo que deriva de las normas europeas. El participa también a las negociaciones y a los trabajos conducidos en el marco de la Unión Europea en materia de asilo;
    2. El Departamento del Asilo en la frontera y de la Admisión a la residencia, cuyo rol es la aplicación de los reglamentos europeos DUBLIN y EURODAC así como la admisión a la residencia de los demandadores de asilo. En este marco, los interlocutores son nacionales (Prefecturas encargadas de la admisión a la residencia de los demandadores de asilo) y europeos (país miembro de la Unión Europea responsable de cada demanda de asilo); y
    3. El Departamento de los refugiados y de la acogida de los demandadores de asilo, cuyo rol es de asegurar el pilotaje del dispositivo nacional de acogida y de alojamiento de los demandadores de asilo y de los refugiados así como la apertura de sus derechos respectivos. Esta misión exige saber conciliar las exigencias estrictas del derecho con los imperativos de eficacidad y limitación presupuestaria.

 

  1. El Servicio de la Estrategia y de los asuntos internacionales (SSAI). Está encargado de participar, en relación con los servicios ministeriales respectivos, a la definición y a la ejecución a nivel internacional de las políticas que concurren al control de las migraciones. El reagrupa 1 Departamento y 2 Misiones:
    1. El Departamento de las estadísticas, de los estudios y de la documentación, cuyo rol es de asegurar la recolección, el análisis y la difusión de la producción estadista;
    2. La Misión de los asuntos europeos, cuyo rol es de coordinar, en relación con el conjunto de Direcciones y Servicios, la acción de la DGEF en los encuentros europeos; y
    3. La Misión de los asuntos internacionales, cuyo rol es de asegurar el seguimiento de acuerdos bilaterales y más generalmente toda actividad relativa a las cuestiones migratorias en el seno de las organizaciones internacionales.

 

  1. El Servicio de pilotaje y de los sistemas de información (SPSI). Está compuesto de 1 Departamento y 4 Oficinas :
    1. El Departamento de pilotaje y de la gestión de los sistemas de información, cuyo rol es de pilotear y de hacer coherente los sistemas de información para simplificar y asegurar los procedimientos relativos a la entrada y a la residencia de los extranjeros en Francia; y
    2. Las 4 Oficinas que se ocupan de las misiones de apoyo operacional y seguimiento presupuestario, para la primera; la gestión de los recursos humanos, para la segunda; y el apoyo logístico, para la tercera. Por su parte, la cuarta y última oficina se encarga de la gestión mutualizada de los fondos europeos “Asilo, inmigración e integración” y “seguridad interior”.

 

De otro lado, la DGSE es la institución tutelar de 2 establecimientos públicos que ponen en obra la política definida por el gobierno francés:

 

  1. La Oficina Francesa de Protección de los Refugiados y Apátridas (OFPRA), que está a cargo de la aplicación de los textos franceses y de las convenciones europeas e internacionales relativas al reconocimiento del estatuto de refugiado, de apátrida y a la admisión a la protección subsidiaria; y
  2. La Oficina Francesa de la Inmigración y de la Integración (OFII), que está a cargo de la acogida y del acompañamiento de los extranjeros autorizados a residir durablemente en Francia.

 

Para terminar, conformemente al Código de buenas prácticas de la estadística europea, el 10 de abril de 2014 último pasado, la DGEF ha difundido algunos datos provisionales relativos al otorgamiento de visas a los extranjeros, a la admisión a la residencia, a la demanda de asilo y a la adquisición de la nacionalidad francesa. Estos interesantes datos forman parte del calendario de publicación de las estadísticas anuales que entran en el campo de la migración y de la protección internacional, pero que debido a una cuestión de espacio no podremos dar a conocer aquí por el momento. De manera que dichos datos estadísticos sobre los extranjeros en Francia, por el año 2013, los estaremos alcanzando en nuestra edición de julio próximo. Hasta entonces.

 

Maître Angel LA TORRE

Avocat au Barreau de PARIS

www.la-torre.net

 

El Dr. Ángel LA TORRE, el “abogado de los latinos en Francia”, atiende –previa cita– en su Despacho ubicado en la dirección siguiente: 186 Avenue de Versailles en PARIS (75016), Métro Porte de Saint-Cloud Parc des Princes (línea 9).

Para solicitar una cita con el Dr. LA TORRE pueden escribir a: angel@la-torre.net o llamar al teléfono: 01.8283.39.06 y/o, de preferencia, al celular: 06.37.7070.66.

Par angel.la-torre le 18/09/07

De quoi parle-t-il le nouveau projet de loi HORTEFEUX qui sera examiné aujourd'hui et demain par le Parlement? Ernesto M.

Le nouveau projet de loi relatif au contrôle de l'immigration, à l'intégration et à l'Asile a été présenté par le Ministre Brice HORTEFEUX au Conseil des Ministres le 4 juillet dernier et a été immédiatement adopté par ce dernier. Les 18 articles du projet de loi seront débattus par le Parlement dans la session extraordinaire d'aujourd'hui et demain.

Ce projet, promis par celui qui était alors candidat à la Présidence de la République, Nicolas SARKOZY, c'est une sorte de clause additionnelle du CESEDA (Code de l'Entrée et du Séjour des Étrangers et du Droit d'Asile) qui a déjà été, depuis sa publication, modifié par les lois du 26 novembre 2003 et du 24 juillet 2006.

Sur le Regroupement familial

Ce projet de loi rend plus difficiles les conditions pour le regroupement familial d'un étranger qui réside légalement en France et qui veut faire venir sa famille.

Ainsi, la personne intéressée devra démontrer qu'elle dispose de revenus "adaptés en fonction de la taille de sa famille". Ces revenus devront être compris, hors des aides reçues des organismes sociaux, entre une fois et 1.2 fois le montant du SMIC (Salaire Minimum Interprofessionnel de Croissance) qui,depuis le 29 juin dernier, est de 1280.07 Euros bruts par 151.67 heures de travail mensuelles.

Un amendement parlementaire au projet qui sera débattu aujourd'hui et demain demande aussi de «proposer» (sic) aux bénéficiaires d'un regroupement familial de se faire effectuer, à leurs frais, un test ADN pour obtenir une empreinte génétique prouvant leur filiation.

D'un autre côté, selon les dispositions du nouveau projet de loi, l'étranger qui est sollicité par un parent pour venir en France devra se soumettre préalablement à une "évaluation" – de 15 minutes environ – de son "degré de connaissance de la langue française et des valeurs de la République". S'il y a nécessité, le candidat à l'immigration en France devra suivre "une formation complémentaire de deux mois" avant d'abandonner son pays d'origine.

De même, si la famille qui a profité du regroupement familial a des enfants, "un contrat spécial d'accueil et d'intégration pour la famille" devra être signé par les parents qui seront obligés de suivre une formation sur "les droits et les devoirs par rapport à leurs enfants". Au cas où ce contrat ne soit pas respecté et à défaut d'assiduité scolaire, des "mesures d'accompagnement" seront employées et qui pourront aller jusqu'à la mise en tutelle des aides familiales.

Sur l'Asile

Le texte du projet de loi que nous commentons comporte aussi quelques mesures qui touchent au traitement des demandeurs d'Asile.

Ainsi, sous la pression d'une récente jurisprudence de la Cour Européenne des Droits de l'Homme qui a condamné, à l'unanimité, à la France par défaut de recours effectif contre les décisions de rejet de l'entrée sur le territoire pour les demandeurs d'Asile à la frontière, les recours dirigés contre ces rejets d'Asile disposeront, dorénavant, d'un caractère suspensif de 24 heures.

D'autre part, le projet de loi place à l'OFPRA (Bureau français de Protection des Réfugiés et des Apatrides) - jusqu'à aujourd'hui sous la tutelle du "Quai d'Orsay" - sous la compétence du nouveau Ministère de l'Immigration, de l'Intégration, de l'Identité Nationale et du Codéveloppement.

Ce fait nous permets de déduire que la Commission des Recours des Réfugiés (CRR), qui dépend du budget de l'OFPRA, se trouvera dans les faits sous la tutelle du nouveau Ministère, quand l'on sait que la CRR, en raison de son rôle juridictionnel, devrait logiquement plutôt, être sous la tutelle du Ministère de la Justice.

Il faut constater finalement que ces dispositions s'inscrivent, évidemment, dans le tableau des objectifs chiffrés de l'actuel gouvernement français en matière d'immigration (25.000 reconduites à la frontière pour l'année 2007, dont Ivan - l'enfant russe "sans papiers" qui s'est réveillé d'un coma - est un regrettable exemple) et dans le processus de restriction des droits des étrangers qui se trouvent ou qu'ils ne se trouvent pas encore sur le territoire français.

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66

Mise à jour de notre post, en espagnol, du 31 août dernier.

Par angel.la-torre le 18/09/07

¿ De qué trata el nuevo proyecto de ley HORTEFEUX que será examinado hoy y mañana por el Parlamento ? Ernesto M.

El nuevo proyecto de ley relativo al control de la inmigración, a la integración y al asilo ha sido presentado por el Ministro Brice HORTEFEUX al Consejo de Ministros el 4 de julio último y ha sido inmediatamente adoptado por el mismo. Los 18 artículos del proyecto de ley serán debatidos por el Parlamento en la sesión extraordinaria de hoy y de mañana.

Este proyecto, prometido por el entonces candidato a la Presidencia de la República Nicolás SARKOZY, es una suerte de cláusula adicional del CESEDA (Código de Entrada y de Residencia de los Extranjeros y del Derecho de Asilo, por sus siglas en francés) que ya ha sido, desde su publicación, modificado por las leyes del 26 de noviembre del 2003 y del 24 de julio del 2006.

Sobre la Reagrupación familiar

Este proyecto de ley hace aún más difíciles las condiciones para la reagrupación familiar de un extranjero que reside legalmente en Francia y que quiere hacer venir su familia.

Así, el interesado deberá demostrar que dispone de ingresos "adaptados en función de la talla de su familia". Estos ingresos deberán estar comprendidos, fuera de las ayudas recibidas de los organismos estatales, entre una vez y 1.2 veces el monto del SMIC (Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento) que desde el 29 de junio ultimo es de 1280,07 Euros brutos por 151.67 horas de trabajo mensuales.

Una enmienda parlamentaria al proyecto que se debatirá hoy y mañana pide además "proponer" (sic) a los beneficiarios de una reagrupación familiar que se hagan efectuar, por cuenta suya, una prueba ADN para obtener una impresión genética que pruebe su filiación.

De otro lado, según las disposiciones del nuevo proyecto de ley, el extranjero que es solicitado por un familiar para venir a este país deberá someterse previamente a una "evaluación" –de aproximadamente 15 minutos– de su "grado de conocimiento de la lengua francesa y de los valores de la República". Si hay necesidad, el candidato a la inmigración a Francia deberá seguir una "formación complementaria de dos meses" antes de abandonar su país de origen.

Asimismo, si la familia que ha beneficiado de la reagrupación familiar tiene hijos, un especial "contrato de acogida y de integración para la familia" deberá ser firmada por los padres que se obligarán a seguir una formación sobre "los derechos y deberes con relación a sus hijos". En caso de que este contrato no sea respetado y a falta de asiduidad escolar, unas "medidas de acompañamiento" serán empleadas y que podrán ir hasta la puesta en tutela de las ayudas familiares.

Sobre el Asilo

El texto del proyecto de ley que comentamos comporta también algunas medidas que tocan al asilo.

Así, bajo la presión de una reciente jurisprudencia de la Corte Europea de los Derechos del Hombre que ha condenado, a la unanimidad, a Francia por defecto de recurso efectivo contra las decisiones de rechazo de la entrada al territorio para los demandadores de asilo a la frontera, los recursos dirigidos contra dichos rechazos de asilo dispondrán, a partir de ahora, de un carácter suspensivo de 24 horas.

De otra parte, el proyecto de ley coloca a la OFPRA (Oficina Francesa de Protección de los Refugiados y Apátridas) –hasta hoy bajo la tutela del "Quai d'Orsay" (Ministerio de Relaciones Exteriores francés)– bajo la competencia del nuevo Ministerio de la Inmigración, de la Integración, de la Identidad Nacional y del Codesarrollo.

Este hecho nos hace deducir que la Comisión de Recursos de los Refugiados (CRR) que depende del presupuesto de la OFPRA se encontrará en los hechos bajo la tutela del nuevo Ministerio, cuando se sabe que la CRR, en razón de su rol jurisdiccional, debería lógicamente más bien, estar bajo la tutela del Ministerio de la Justicia.

Hay que constatar finalmente, de que estas disposiciones se inscriben, evidentemente, en el cuadro de los objetivos cifrados del actual gobierno francés en materia de inmigración (25,000 reconducciones a la frontera para el año 2007, dentro de los cuales Iván –el niño ruso "sin papeles" que se despertó de un coma– es un lamentable ejemplo) y dentro del proceso de restricción de los derechos de los extranjeros que se encuentran o todavía no se encuentran en el territorio francés.

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66

Actualización de nuestra bitácora del 31 de Agosto último pasado.

Par angel.la-torre le 31/08/07

¿ De qué trata el nuevo proyecto de ley HORTEFEUX ? Ernesto M.

El nuevo proyecto de ley relativo al control de la inmigración, a la integración y al asilo ha sido presentado por el Ministro Brice HORTEFEUX al Consejo de Ministros el 4 de julio último y ha sido inmediatamente adoptado por el mismo. El texto del proyecto de ley será debatido por el Parlamento en la sesión extraordinaria del presente mes de septiembre.

Este proyecto, prometido por el entonces candidato a la Presidencia de la República Nicolás SARKOZY, es una suerte de cláusula adicional del CESEDA (Código de Entrada y de Residencia de los Extranjeros y del Derecho de Asilo, por sus siglas en francés) que ya ha sido, desde su publicación, modificado por las leyes del 26 de noviembre del 2003 y del 24 de julio del 2006.

Sobre la Reagrupación familiar

Este proyecto de ley hace aún más difíciles las condiciones para la reagrupación familiar de un extranjero que reside legalmente en Francia y que quiere hacer venir su familia.

Así, el interesado deberá demostrar que dispone de ingresos "adaptados en función de la talla de su familia". Estos ingresos deberán estar comprendidos, fuera de las ayudas recibidas de los organismos estatales, entre una vez y 1.2 veces el monto del SMIC (Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento) que desde el 29 de junio ultimo es de 1280,07 Euros brutos por 151.67 horas de trabajo mensuales.

De otro lado, según las disposiciones del nuevo proyecto de ley, el extranjero que es solicitado por un familiar para venir a este país debe someterse previamente a una "evaluación" de su "grado de conocimiento de la lengua francesa y de los valores de la República". Si hay necesidad, el candidato a la inmigración a Francia deberá seguir una "formación complementaria de dos meses" antes de abandonar su país de origen.

Asimismo, si la familia que ha beneficiado de la reagrupación familiar tiene hijos, un especial "contrato de acogida y de integración para la familia" deberá ser firmada por los padres que se obligarán a seguir una formación sobre "los derechos y deberes con relación a sus hijos". En caso de que este contrato no sea respetado y a falta de asiduidad escolar, unas "medidas de acompañamiento" serán empleadas y que podrán ir hasta la puesta en tutela de las ayudas familiares.

Sobre el Asilo

El texto del proyecto de ley que comentamos comporta también algunas medidas que tocan al asilo.

Así, bajo la presión de una reciente jurisprudencia de la Corte Europea de los Derechos del Hombre que ha condenado, a la unanimidad, a Francia por defecto de recurso efectivo contra las decisiones de rechazo de la entrada al territorio para los demandadores de asilo a la frontera, los recursos dirigidos contra dichos rechazos de asilo dispondrán, a partir de ahora, de un carácter suspensivo de 24 horas.

De otra parte, el proyecto de ley coloca a la OFPRA (Oficina Francesa de Protección de los Refugiados y Apátridas) –hasta hoy bajo la tutela del "Quai d'Orsay" (Ministerio de Relaciones Exteriores francés)– bajo la competencia del nuevo Ministerio de la Inmigración, de la Integración, de la Identidad Nacional y del Codesarrollo.

Este hecho nos hace deducir que la Comisión de Recursos de los Refugiados (CRR) que depende del presupuesto de la OFPRA se encontrará en los hechos bajo la tutela del nuevo Ministerio, cuando se sabe que la CRR, en razón de su rol jurisdiccional, debería lógicamente más bien, estar bajo la tutela del Ministerio de la Justicia.

Hay que constatar finalmente, de que estas disposiciones se inscriben, evidentemente, en el cuadro de los objetivos cifrados del actual gobierno francés en materia de inmigración (25,000 reconducciones a la frontera para el año 2007, dentro de los cuales Iván –el niño ruso "sin papeles" que acaba de salir del coma– es un lamentable ejemplo) y dentro del proceso de restricción de los derechos de los extranjeros que se encuentran o todavía no se encuentran en el territorio francés.

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

Nuevo móvil : 06 37 70 70 66

Par angel.la-torre le 30/08/07

El gobierno que acaba de instalarse en Francia ha creado un nuevo Ministerio de la Inmigración. Puede esclarecernos un poco más sobre el rol de este Ministerio? Modesto P.

El nuevo Ministerio de la inmigración, de la integración, de la identidad nacional y del co-desatrrollo, está encabezado por Brice HORTEFEUX, conocido como el más íntimo "porte-flingue" del nuevo Presidente de la República.

La misión, las funciones, los objetivos y la organización exacta de este ministerio no están todavía totalmente definidos a la hora que escribimos estas líneas (mayo del 2007).

De lo que no cabe duda es que este gran portafolio ministerial será el gran organizador de la política de "inmigración elegida" predicada por el nuevo Presidente de la República Nicolas SARKOZY y promovida por la ley del 24 de julio del 2006 que lleva su nombre.

Uno de los objetivos indicados es entonces, controlar la inmigración fijando los límites máximos anuales de entrada en Francia por categoría (inmigración económica, asilo, reagrupación familiar, ...) y hacer del aprendizaje del francés una prioridad.

Único en su género en Europa continental, este Ministerio "4 en 1" es en realidad un Súper-Ministerio que se encargará, a la evidencia y como su nombre lo indica, de todo o de casi todo lo que tenga que ver con la inmigración en Francia.

Así se prevé que el nuevo Ministerio se ocupe de todo lo que se refiere al asilo, que actualmente está a cargo de la OFPRA, que depende a su vez del Ministerio de Asuntos Exteriores (conocido igualmente como "Quai d'Orsay") quien del mismo modo administra la política de otorgamiento de visas.

En lo que toca a la acogida de los extranjeros y a la nacionalidad, estos rubros están actualmente a cargo de la Dirección de las Poblaciones y de las Migraciones (DPN) bajo tutela del Ministerio de la Cohesión Social y esta Dirección podría de la mima forma ser transportada al nuevo Ministerio.

Respecto a los títulos de residencia en Francia, ellos están actualmente a cargo de las Prefecturas y dependen de la Dirección de las Libertades Públicas y de los Asuntos Jurídicos (DLPAJ) del Ministerio del Interior quien dirige también la famosa Policía del Aire y de las Fronteras (PAF). Estas Administraciones podrían asimismo ser transferidas al nuevo Ministerio.

En cuanto a los matrimonios entre un(a) extranjero(a) y un(a) frances(a), estos asuntos dependen por el momento del Ministerio de la Justicia y podrían también ser traspasados a la competencia del nuevo Ministerio.

Brice HORTEFEUX deberá, en un primer comienzo, presumiblemente apoyarse en el Comité Interministerial de Control de la Inmigración (CICI) creado en el 2005 por el ex Primer Ministro Dominique de VILLEPIN para reunir todos los servicios afectados por la política francesa en materia de Inmigración.

Hay que recordar, por otro lado, que 8 universitarios miembros de la Ciudad Nacional de la Historia de la Inmigración (CNIH) creada por el ex Presidente Jacques CHIRAC y que debe abrir sus puertas en el 2007, han renunciado el viernes 18 de mayo último a esta institución para mostrar su oposición a la instauración "inaceptable" de este Ministerio que según el texto de renuncia "se inscribe en la trama de un discurso estigmatizando la inmigración y en la tradición de un nacionalismo fundado sobre la desconfianza y la hostilidad a los extranjeros en los momentos de crisis".

Así, el historiador Patrick WEIL, especialista en cuestiones de Inmigración y uno de los que han firmado el texto de renuncia que mencionamos líneas arriba, ha afirmado que la creación de este Ministerio "es una vergüenza". El ha añadido que "no hay nada de moderno y al contrario que hay algo que asusta en la creación de esta administración. Asociar 'identidad nacional' e 'inmigración' significa que Francia y los franceses tienen un problema con la cuestión misma de la inmigración. Mi rol es de explicar que esta confusión es una regresión histórica. No hay que esquematizar y hacer de la inmigración un 'problema'. No hay ninguna razón para asociar la naturalización al control de las fronteras en un mismo Ministerio".

Simone VEIL, "maître d'oeuvre" de la ley sobre el Aborto que lleva su nombre y que apoya abiertamente al nuevo Presidente había ya manifestado por su parte, en cuanto al proyecto de creación de este Ministerio, como algo "más grave que una imprudencia".

A nuestro parecer, finalmente, no hay que olvidar el artículo 14 de la Convención Europea de los Derechos del Hombre (CEDH) que manifiesta que está prohibida toda discriminación fundada, entre otras razones, sobre la nacionalidad de las personas. La creación de este Ministerio representa, en consecuencia, un cóctel peligroso que corre el riesgo de poseer en él los gérmenes de una división nacional sobre los temas tan controvertidos y sensibles de la Inmigración y de la Identidad Nacional. Ojalá nos equivoquemos. "So, let's wait and see".

Maître Angel LA TORRE

www.la-torre.net

06 37 70 70 66